BLOGSERVICIOS

La fotografía como técnica para vender un piso

Cuando se tiene un piso a la venta se tiene que tener presente que actualmente el primer medio a utilizar por los interesados son los portales inmobiliarios para buscar opciones y lo primero que se hace es mirar las fotografías proporcionadas, pero todo el interés se frustra cuando lo que aparece son imágenes descuidadas que no reflejan y detallan todas las áreas y por todo lo esencial no invitan a visitar la vivienda. Para sacar una buena fotografía de tu piso se debe cumplir una serie de cualidades para conseguir captar la atención de los compradores ya que no se debe caer en lo común de las mayorías de anuncios que se publican en los portales inmobiliarios, donde las fotografías son tomadas por lo general por el agente inmobiliario con un móvil.

Para conseguir una buena fotografía de tu piso, que sean atractivas y que la vivienda entre por los ojos se tiene que tomar en cuenta la luz como factos esencial, ya que no deben tomarse las fotos en horas donde la luz natural sea escasa, lo ideal es la primera hora de la mañana o la ultima hora de la tarde antes de anochecer; esto ofrece una luz más adecuada y de esta manera poder conseguir un equilibrio; también debe colocarse en la esquina de una habitación para captar más espacio y apuntando a la otra esquina en la diagonal mayor para poder recoger el máximo espacio en la imagen, todo esto como parte de loas consejos para vender un piso.

Del mismo modo se debe realizar la toma a la altura del pecho ya que esta es la mejor posición idónea y no a la altura de los ojos como se hace habitualmente, del modo mencionado queda mejor el encuadre para un buen resultado. Para conseguir una buena fotografía de tu piso no se debe utilizar flash, ya que esto genera una luz poco favorecedora, además, hay que evitar que queden reflejados los fogonazos del flash como por ejemplo en los espejos o superficies brillantes que estén dentro de la habitación.

Otro de los consejos para vender tu piso es que las habitaciones siempre estén limpias y despersonalizadas, es esencial que todas las áreas del piso estén bien recogidas y que no tengan desperfectos a la vista ni tampoco muchos muebles presentes ni mucho menos trastos de por medio; mientras más despersonalizadas y vacías luzcan será mucho mejor.